Noticias

Gustavo Vega: “Lo académico y deportivo deben convivir”

Publicado en: 13 noviembre, 2017

Este Profesor de Educación Física, que se formó en Valdivia, a sus cortos 31 años ya está entrenando a campeones latinoamericanos en Básquetbol, compitiendo con selecciones como Argentina y Brasil, potentes referentes en la disciplina, y también en la modalidad 3×3. Desde el 2016 está realizando clases en The Greenland School, conformando el equipo de deportes de nuestro colegio. A continuación, su reflexión sobre la disciplina que imparte, la responsabilidad de formar una selección y su mirada sobre los proyectos deportivos de nuestro colegio.

¿Qué te motivó a jugar basquetbol?
Mi familia me motivó desde pequeño y también es uno de los deportes más populares en el sur.

¿Cuáles fueron tus inicios?
Comencé en el colegio y luego representé a Valdivia como seleccionado. En esa ciudad hay dos equipos, así que la competencia es fuerte. Con el tiempo pude conocer a varios entrenadores, lo cual me motivó para dedicarme a formar a jóvenes basquetbolistas.

¿Cómo es formar una selección nacional de Basquetbol y específicamente en

 esta rama de la disciplina que es baloncesto 3×3?
Es una disciplina exigente, por lo tanto, buscamos a los mejores desde Arica a Punta Arenas. Formo parte del equipo de entrenamiento apoyando por Daniel Frola, quien asumió la dirección técnica de la Federación de Basquetbol de Chile. Él me llamó a formar una selección nacional de baloncesto 3×3, donde fundamentalmente son dos equipos de 3 jugadores, con uno de reserva para intercambiar, con mucha exigencia y rapidez. Había tenido experiencia en selecciones anteriores como ayudante, y otro entrenador destacado, Manuel Córdova, me recomendó para formar a este equipo seleccionado.

Concentramos y reclutamos entre 80 y 100 jóvenes para formar un equipo de 4. Tuvimos que viajar y revisar cada detalle y potencialidad entre los seleccionados, haciendo concentraciones, para lograr los mejores resultados. El ganar este campeonato nacional Latinoamericado de básquetbol 3×3, nos ubica en la elite del basquetbol sudamericano.

¿Cómo ha sido tu experiencia con los estudiantes de Greenland?
Es sumamente motivante, porque al ser tan jóvenes son un desafío y, por otro lado, ellos tienen un compromiso de oro con el colegio, lo cual facilita la enseñanza de esta disciplina.

¿En qué nivel vez a la selección de básquetbol de Greenland?
Actualmente nuestro colegio está jugando en una de las ligas más fuertes en la serie de Honor, donde hay mucha competencia. El trabajo del entrenador anterior fue muy bueno, por lo tanto, estamos muy bien posicionados para seguir avanzando. En la serie Superior, lamentablemente ya casi todos los chicos se terminaron su ciclo, por lo tanto, estamos recién formando y reconociendo habilidades, ya que en el deporte escolar debes potenciar las habilidades de los chicos que dan todo por ganar pero lleva su tiempo.

¿Cuál es tu relación con Greenland versus la selección que entrenas?
Es un desafío interesante ya que mis conocimientos sobre entrenar los aplico con los jóvenes del colegio, pero el trabajar en Greenland me ayuda a descubrir sus habilidades individuales.

 

¿Cuál es la proyección que le vez a la actual selección?
Creo que lo están dando todo, pero la experiencia en cancha y en competencia les juega en contra, son chicos nuevos que deben entrenar sistemáticamente para lograr resultados, cómo lo hizo la otra generación, mi objetivo es formar un buen grupo que se conozca y reconozca sus habilidades para crecer, ellos tienen la iniciativa y las ganas yo les estoy entregando mi experiencia para que logren sus objetivos.

¿Cuál es tu visión del proyecto educativo de Greenland?
El proyecto educativo del colegio me gustó desde el principio, por eso decidí trabajar sólo acá y en la selección que entreno, ya que la mirada del establecimiento hace que lo académico y lo deportivo convivan de forma armónica para lograr los objetivos que desea el alumno. Desde esa mirada, me parece que el estilo de Greenland destaca a muchos establecimientos en los cuales he trabajado y nosotros como profesores buscamos que la experiencia del alumno sea lo más enriquecedora posible. Hacer clases en la mañana con estas instalaciones es un privilegio que pocos colegios tienen y yo en las clases les destaco esa mirada ya que ellos tienen que valorar el esfuerzo que hacen sus padres por tenerlos acá.